E-learning médico: ¿Qué es realmente?

  • 4 Junio 2018

Si eres profesional o estudiante del ámbito sanitario, seguramente te has encontrado con el término “e-learning médico” en algún momento. En el mundo actual lleno de tecnología, el e-learning se confunde con tantos otros términos que su significado se ha vuelto algo difuso. ¿Hace referencia e-learning a cualquier material de aprendizaje en línea? ¿Es material de aprendizaje médico a demanda mostrado en la pantalla? ¿Es simplemente una secuencia de imágenes multimedia y contenido para que el estudiante lea detenidamente cuando le venga bien?

¿Qué es realmente? Bueno, podemos decir que e-learning es un término usado de forma habitual, pero no parece tener una definición común.

Hablemos primero sobre algunas descripciones y términos relevantes, y entonces intentemos entender exactamente qué es y qué no es el e-learning.

E-learning: Amplias y variadas definiciones

E-learning o aprendizaje electrónico, es un término ambiguo de amplio espectro, con diferentes significados para diferentes personas. Originalmente, una característica principal del e-learning era sencillamente el uso de tecnología electrónica para acceder a un currículo educativo. En la actualidad, sin embargo, el e-learning ha evolucionado mucho y, por lo tanto, también tiene muchas definiciones cambiantes.

Algunas fuentes se refieren al e-learning como cualquier actividad educativa en la que individuos o grupos se involucran, tanto en línea como desconectados, de forma sincronizada o no, a través de un ordenador u otro dispositivo electrónico.

Por otro lado, otras fuentes definen el e-learning como cursos o programas distribuidos por completo en línea. Algunos términos relacionados se usan de forma intercambiable para describir el aprendizaje en línea, como son aprendizaje a distancia, aprendizaje distribuido, educación a distancia, aprendizaje electrónico computarizado y aprendizaje a través de internet.

Aún así, otras fuentes refieren que es un sinónimo de “aprendizaje potenciado por la tecnología”, definido habitualmente como “cualquier sistema o servicio en línea que apoya directamente el aprendizaje y la enseñanza”.

Esta variedad de definiciones únicamente significan una cosa: el e-learning es algo dinámico que ha evolucionado a lo largo de los años. Mientras muchas organizaciones han intentado definir sus variados aspectos, un tema en común es que se proporciona en línea y es fácilmente accesible para los estudiantes.

A pesar de todas estas definiciones, vamos a centrarnos en una característica más específica que es común a lo anterior: el e-learning se refiere a un curso o módulo, generalmente interactivo, que llega al estudiante a través de internet y que se usa en algún lugar fuera del aula.

¿Qué no es el e-learning médico?

La imprecisión del uso del término “e-learning” ha hecho que sea incluso más confuso encontrar una definición. Aún así, todavía podemos determinar qué es el e-learning médico describiendo lo que no es.

El e-learning no es simplemente material educativo distribuido vía DVD o CD, o a través de un canal de televisión. No es solo un vídeo, una presentación de PowerPoint, o una voz en off en audio para las presentaciones. Definitivamente no es simplemente un conjunto de contenido e imágenes presentando una información. Y, ¡ni siquiera es una sesión grabada de entrenamiento en vivo o de una conferencia en el aula!

Estos, de todas formas, pueden ser varios componentes que constituyen un curso o módulo de e-learning, que tiene un objetivo específico diseñado de tal forma que hace el aprendizaje sencillo para el estudiante.

E-learning médico vs. SGA

Actualmente, hay muchas plataformas y herramientas disponibles para apoyar la experiencia de aprendizaje. Pero no todas ellas se clasifican específicamente como métodos de e-learning. Entre las que más a menudo se confunden con e-learning están las plataformas como Moodle, Blackboard y Vista.

Estas plataformas realmente se conocen como SGA o Sistemas de Gestión del Aprendizaje. En otras fuentes también se llaman SGC o Sistemas de Gestión de las Clases. No son el contenido o el módulo de e-learning por sí mismos, sino más bien una vía para que los estudiantes accedan al contenido de aprendizaje.

Así que, ¿en qué se diferencian de un verdadero curso o módulo de e-learning? Estas plataformas son más como clases virtuales, en las que se integran varios componentes para crear un sistema virtual. Tal sistema luego permite a los profesores difundir la información a los alumnos.

Moodle, por ejemplo, es uno de los SGA más populares. Las organizaciones y los educadores pueden usar la plataforma para poner los materiales de los cursos a disposición de los estudiantes, realizar evaluaciones en línea y administrar el contenido del curso. Tiene varios complementos para aumentar su funcionalidad, permitiendo al profesor personalizarlo para que sea el entorno de aprendizaje que quiere.

Sin embargo, los educadores usan estas plataformas frecuentemente para sus clases y cursos específicos. A diferencia de los cursos o módulos de e-learning, no se pueden adaptar para atender a estudiantes de otras clases o que se encuentren en otras universidades. Además, tales plataformas requieren un mantenimiento continuo y, posiblemente, la actualización de los contenidos según las necesidades de la clase. Contrariamente a un curso de e-learning independiente, que el estudiante puede comprar y usar a su propio ritmo, en las plataformas SGA hay un mayor control del profesor y se supervisan de cerca, lo que probablemente hace que pierdan parte del atractivo de que estén centrados en el alumno.

En conclusión, los SGA son simplemente plataformas, y su efectividad dependerá de cómo el profesor y los estudiantes utilicen sus características. Sí, pueden ser bastante útiles, pero generan más problemas que los cursos de e-learning directos. Y también hay que tener cuidado de que no se conviertan en un simple depósito de materiales de aprendizaje (que es algo que pasa a menudo).

Reflexiones finales

El e-learning médico es muchas cosas, pero principalmente es un cambio práctico hacia un aprendizaje eficiente e impactante. ¡Elegir un excelente curso de e-learning médico respaldado por temario útil, un buen contenido multimedia y una sólida base médica junto con un sistema diseñado correctamente y fácil de usar para el estudiante es una de las mejores inversiones que puedes hacer para tu educación!